DATOS RECIBIDOS AHORA MISMO DESDE MI ESTACIÓN METEOROLÓGICA
(Click para ir a la WEB de MeteoGerena)

Paisaje Protejido de Río Tinto

   Tengo que volver a mi planeta donde el viento mira a todos por igual de verdad....


   El día de Andalucía lo celebre junto a un gran amigo, junto a un persona muy humilde, la cual, demuestra que sabe interpretar la señales de la naturaleza, humildad y saber estar, os hablo de Jose Rambaud, un amante de la naturaleza y un profesional de la fotografía. Pues sin saber que dirección coger y con un cúmulo de acontecimientos en el transcurso de la mañana, llegamos a Río Tinto y me pregunto mientras escribo este artículo ¿Casualidad o señal?


   No se sí la picadura de un bichillo en ese lugar inhóspito me hace escribir este artículo, pero os dejaré la información de un lugar que os recomiendo visitar.


   El Paisaje Protegido Río Tinto es desde 18/01/2005 , abarca los tramos alto y medio del río, es único en el mundo, tanto por su belleza cromática como por sus excepcionales condiciones ambientales e históricas. Alrededor del curso alto se sitúa el yacimiento minero, fue explotado por tartesios y romanos en el pasado. 






  El río Tinto (o Luxia en la antigüedad) es un río costero de Huelva (Andalucía), que discurre a los largo de 90km, próximo a una zona de gran interés minero y que desemboca en el océano Atlántico. Lo más inusual de este río es su peculiar color rojizo (de ahí su nombre), así como sus aguas ácidas, con un pH de 2.2


   Desde la antigüedad fue llamativo su color rojizo, de tal manera que los fenicios le llamaron “ Ur-yero” que significa  “río de fuego” y los árabes “Río Tinto de Azije” (azije significa vitriolo). Sin embargo , hace pocos años científicos del CAB (Centro de Astrobiología) han descubierto que el color y la ácidez del río Tinto es debida a microorganismos extremófilos y no a la contaminación minera.

  Esta zona es un espacio protegido que son aquellos lugares concretos del medio natural que, por sus valores estéticos y culturales, son merecedores de una protección especial. La declaración de un espacio como Paisaje Protegido se hace por el Decreto del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucia y junto al Río Tinto está el Corredor verde del Guadiamar que son los dos único paisajes protegidos y da la casualidad, que los dos tienen historias mineras tras la protección.


  Aunque pueda parecer que en tales condiciones no sea posible la vida, estas aguas acogen una gran diversidad de microorganismos, adaptados a hábitats extremos -muchos de ellos aún sin catalogar- que se alimentan solo de minerales. Tanto es así, que el lugar es estudiado por la agencia espacial norteamericana NASA para conocer estas formas de vida, debido a la probable similitud entre sus condiciones ambientales y las que podrían darse en el planeta Marte. También, en las cavidades y canales de los enclaves mineros, anidan distintas variedades de murciélagos.

  Pero lo que más sorprenderá al visitante, son la cantidad de infraestructuras y elementos dispersos asociados a la minería y que cuentan una historia dura pero muy importante del desarrollo histórico, económico y social de la comarca. La corta Peña del Hierro, perteneciente al espacio protegido, destaca por su profundidad y por el lago multicolor que se crea en su fondo. En este sentido, es muy interesante la visita al Museo Minero y al resto de equipamientos vinculados a esta oferta turística cultural: Casa 21, Ferrocarril Minero, etc.

  Hay una especie endémica de la zona que es, el Brezo de las minas que se llama Erica endevalensis, especie amenazada y en peligro de extinción   Se encuentra incluida en la Lista Roja de la Flora Vascular de Andalucía. Vive en las escombreras de las minas, bordes de cauces de agua, asomos rocosos de Gossán. También hay algas endémicas del río, las cuales, dan un colorido maravilloso al río de fuego.

   Los principales usos del suelo en el espacio protegido en cuanto a vegetación se refiere son: cultivos agrícolas, pastizal, plantaciones forestales recientes, coníferas, eucaliptos, quercíneas (encina, alcornoque y quejigo) y matorral. hay también repoblaciones de pinos y eucaliptos.
   

  La fauna es muy interesante, y en ella destaca el meloncillo, jabalí, cigüeña, águilas, garzas, conejos, camaleones y lirones además de distintas variedades de murciélagos que anidan en las cavidades y canales de los enclaves mineros. 

  "La biodiversidad del río Tinto es extraordinaria", afirma el microbiólogo Ricardo Amils. "Su lecho registra el doble de microorganismos habituales en un río normal". Su equipo ha recogido y analizado muestras en donde han encontrado 800 hongos distintos, la mayoría de ellos desconocidos, y 100 algas, además de protozoos y bacterias.



Os dejo el comentario e información que me dio un seguidor en facebook:

Ramha Cashur Hefraim ¿Sabes? que en tiempo de los romanos estas aguas se usaban para curar enfermedades epidérmicas, musculares y oseas...a lo largo de Rio Tinto había balnearios y uno de ellos hasta hace relativamente poco tiempo en la Punta del Cebo...aguas ferruginosas.... que cicatrizaban heridas en menos tiempo de lo normal solucionaba problemas de descamaciones y otras dolencias de la piel, eran aguas medicinales.

 
                                         Fotos de Jose Rambaud y Jesús (MeteoGerena)








Realizado por Jesús Núñez Acuña "MeteoGerena" Web http://www.meteogerena.es/ Blog http://meteogerena.blogspot.com.es/